De qué forma curar un resfriado sin caer en el intento

El frío puede significar nieve, trineos y diversión al aire libre para los pequeños, no obstante asimismo puede significar resfriados, dolor de garganta, fiebre y catarro.
En el momento que los malestares del invierno golpean, puedes calmar los signos con estos remedios caseros fáciles.
Existen más de 250 gérmenes de gripa listos para poner a tus pequeños enfermos con congestión nasal, padecimiento de garganta y tos. Combate los síntomas de la gripa con estos remedios caseros.
Descansar. El reposo asiste al organismo a concentrar el dinamismo a recuperarse, con lo que mantén a los pequeños en casa de y que falten a la escuela para mantenerlos templados y que descancen bien.
Ingiere muchos líquidos. Repón líquidos perdidos por calentura, vómitos y chorrillo. Los líquidos también asisten a aflojar el moco.
Usa un humidificador. Un humidificador en la recámara del enfermo puede sostener el aire humedecido y romper la acumulación de mucosa de la nariz y del pecho.
Habla con tu pediatra para ser capaz de proporcionar fármacos para la gripa y la horrible tos. Estos fármacos no deben darse a pequeños menores de 4 años de edad, conforme la FDA y los fabricantes de medicamentos. Asimismo, la evidencia indica que los medicamentos como medicinas para las alergias, descongestionantes y medicamentos para la convulsión no curan realmente.
Síntomas de gripa: Cuándo llamar a un médico
La mayoría de los resfriados pasan de cuatro a 11 días, no obstante consulta al pediatra de tu hijo tiene:
Inconvenientes respiratorios graves
Un padecimiento de atención
Una calentura superior a 38° C que continúa más de dos días
Convulsión de tos persistente
Regurgitación, por sí mismo o tras estornudar
Congestión de los senos o de las angínas
Síntomas del catarro: trucos para provocar que tu pequeño a sentirse mejor
La gripe puede aparecer rápidamente y puede tener fiebre. Ayuda a los pequeños a sentirse mejor con estos trucos rápidos.
Mantén a los pequeños en casa y que duerman mucho. Como con los resfriados, el reposo en la cama es vital para asistir al sistema inmune del cuerpo humano a pelear el enfriamiento.
Gárgaras con agua tibia con sal. El agua con sal puede favorecer a calmar el dolor de garganta, al tiempo que las gotas nasales de agua salada pueden ayudar a aflojar el moco.
Manténte hidratado. Los líquidos asisten al cuerpo humano a pelear la infección. Cerciórate de que tu bebé beba agua, té de hierbas, o jugo 100% natural o consuma sopas claras para obtener los líquidos que ella.
Charla con el doctor sobre los fármacos. Los analgésicos como el acetaminofén y el ibuprofeno pueden asistir a calmar los dolores. Nunca des tabletas a pequeños más chicos de 18 meses porque podrás dar síndrome de Reye que es potencialmente lamentable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s